Dolor en la muñeca, calambres y hormigueo son solo algunos de los primeros síntomas del síndrome del túnel carpiano. Esta patología afecta a más del 3% de la población y suele ser más común en mujeres, se produce por la inflamación del ligamiento anular, que a su vez causa la contracción del nervio mediano. Este nervio está ubicado en la mano, por debajo de ligamento anular del carpo y se conecta con el dedo medio, anular y pulgar. 

Actividades que requieren utilizar las manos en una misma posición y con movimientos repetitivos como manipular el móvil o el ordenador son de las causas más frecuentes que causan esta lesión. Sin embargo, hay muchas otras causas ligadas a la aparición de este síndrome, por ello es importante conocer más al respecto para que puedas corregirlo a tiempo.  

¿Cuáles son las causas del síndrome del túnel carpiano?

La zona por donde atraviesa el nervio mediano es bastante estrecha, ya que también hay muchos tendones. Esto causa que el nervio se hinche provocando sensibilidad y dolor en los dedos, mano y en casos más extremos puede prolongarse hasta el brazo. 

Existen acciones y actividades que se suelen relacionar directamente al desarrollo de esta afección, como la exposición prolongada a vibraciones al utilizar herramientas manuales o eléctricas. También, movimientos repetitivos en los que extiendes demasiado la muñeca como tocar el piano o escribir en el ordenador pueden provocar la inflamación del nervio. 

Algunas otras afecciones que se relacionan con el síndrome del túnel carpiano son:

  • Diabetes.
  • Disfunción tiroidea.
  • Retención de líquidos por el embarazo o la menopausia.
  • Presión arterial alta.
  • Trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide.
  • Fracturas o traumatismos en la muñeca.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del túnel carpiano?

Esta patología es posible diagnosticarse mediante varios estudios, principalmente se realiza una revisión física, sin embargo también se implementan exámenes de sangre y pruebas de conducción nerviosa. 

La exploración física incluye una evaluación detallada de manos, muñecas, hombros y cuello, para comprobar si hay otras causas de presión nerviosa. El procedimiento incluye examinar las muñecas con la finalidad de identificar algún signo de sensibilidad e hinchazón, de esta manera se comprobaría la sensibilidad de los dedos y la fuerza de los músculos de la mano. 

Por otro lado, los estudios de conducción nerviosa son pruebas de diagnóstico que permiten medir la velocidad de conducción de los impulsos nerviosos. Si el impulso nervioso es más lento de lo normal cuando el nervio pasa a la mano, es posible que tengas el síndrome del túnel carpiano.

Tratamiento y recomendaciones para el síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano puede tratarse de dos maneras, sin cirugía o con cirugía. Normalmente, los tratamientos no quirúrgicos se utilizan para los casos menos graves y permiten continuar con las actividades diarias sin interrupción. Por otro lado, los tratamientos quirúrgicos pueden ayudar en los casos más graves y tienen resultados muy positivos.

Existen tratamientos y ejercicios que puedes realizar con fisioterapia que son indicados para mejorar y prevenir este síndrome. En fisioterapia de Sevilla podemos recomendarte ejercicios básicos que incluso puedes hacer por tu cuenta, para de esta manera reducir la inflamación del nervio y mejorar la posición de las muñecas. 

Cuando los síntomas no mejoran la mejor recomendación es realizar una intervención quirúrgica, el procedimiento que se realiza consiste en generar más espacio para el nervio, lo que se logra cortando el ligamento transverso del túnel carpiano para de esta manera disminuir la presión sobre el nervio.

Si deseas obtener más información sobre el síndrome del túnel carpiano y qué otros tratamientos puedes realizar, no dudes en contactar con Novophysio, estamos para ayudarte. 

Call Now Button
Abrir chat
Hola,
En que podemos ayudarte?