La fractura de cúbito y radio es muy común. Ya sea en niños, jóvenes o adultos mayores, es una de las fracturas que más se suele presentar en el brazo. Cuando se tiene una caída, por instinto, solemos apoyarnos de un brazo para frenarla o levantarnos, generando algún mal movimiento que llegue a ocasionar una lesión. Si tuviste recientemente una caída o piensas que tienes una fractura de cúbito y radio, aquí te mostraremos cuáles son sus síntomas y su tratamiento.

¿Qué es una fractura de cúbito y radio?

Si tienes dolores en alguno de los huesos del brazo, pero no sabes exactamente qué es el cubito o el radio, no te preocupes, pues no eres el único. 

El cúbito y el radio son los dos 2 huesos ubicados en el antebrazo. El cúbito es el hueso interno, mientras que el radio es el externo. Ambos hacen posible la flexión y extensión de la muñeca y el codo. De modo que cuando hay una lesión, se fracturan los dos a la vez.

Síntomas de la fractura de cúbito y radio

Si tienes una fractura de cúbito y radio, esta no tardará en manifestarse a través de intensos dolores en toda la zona del antebrazo. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Adormecimiento del brazo: un brazo inmóvil y adolorido no estará en las mismas condiciones que uno normal. La falta de movimiento y circulación de sangre en la zona hará que este llegue a entumecerse y no tardará en llegar esa sensación de que está adormecido. Muy común en todo tipo de fracturas.
  • Dolor: es el principal síntoma y el que se percibirá de manera casi inmediata. Este dolor puede aumentar si se trata de mover el brazo o si es tocado.
  • Inmovilidad en las manos: al estar fracturados los 2 principales huesos del antebrazo, será casi imposible y muy doloroso mover tus muñecas.
  • Inflamación: luego de una fractura, es casi inmediata la inflamación de la zona y puede durar varios días.
  • Deformidad: la fractura de cúbito y radio también puede tener como síntoma la deformidad de alguna de las zonas afectadas, por lo general en zonas como el codo, muñecas, o todo el antebrazo.

Si presentas alguno de estos síntomas de dolor en tu antebrazo, no dudes en contactar con especialistas para tener un tratamiento de la zona lo antes posible. Ya que uno de los síntomas cuando la fractura de cúbito y radio no es tratada a tiempo son las infecciones de la fractura. Las cuales en algunas ocasiones llegan a ser causantes de otras enfermedades.

Diagnóstico de la fractura de cúbito y radio

Una vez acudas a un especialista para evaluar tu antebrazo, se te realizarán diversos exámenes para determinar los indicios y síntomas como deformidades, estado de los nervios del brazo, movilidad y el tipo de fractura. Si se trata de un caso grave, lo más probable es que te pidan una radiografía de las posibles zonas afectadas y se te diagnostiquen tratamientos más invasivos como una cirugía para alinear los huesos.

Tratamiento para la fractura de cúbito y radio

Cuando ya tengas tu diagnóstico y sepas cuáles son las dolencias y zonas a tratar, lo recomendable es que acudas a una clínica de fisioterapia especializada en el tratamiento que necesitas. La fisioterapia para la fractura de cúbito y radio es ideal para pacientes que tuvieron fracturas más moderadas o que están saliendo de un proceso quirúrgico o de inmovilización por yeso.

El objetivo de este tratamiento de fisioterapia será la restauración de la anatomía del antebrazo alterada y la recuperación de la movilidad plena de toda la zona. Algunos de los tratamientos fisioterapéuticos para la fractura de cúbito y radio son:

  • Ejercicios de movilidad: ya sea para lesiones leves o para pacientes que tuvieron una cirugía. La fisioterapia aplica ejercicios graduales de movilidad en la zona para recuperarla plenamente.
  • Electroestimulación: si el paciente ya pasó por un periodo de inmovilización, se procede a aplicar tratamientos como la electroestimulación de la zona. Este tiene como objetivo rehabilitar los músculos que fueron afectados mediante un moderno sistema de estimulación eléctrica capaz de activar los nervios afectados y movilizar el músculo.
  • Drenaje linfático manual: consiste en aplicar masajes sobre las distintas zonas afectadas para mejorar su circulación y el sistema linfático, fortaleciendo el sistema de defensa del organismo.

Si estás interesado en un tratamiento de fisioterapia para recuperar tu movilidad por una fractura de cúbito y radio, te invitamos a contactar con nosotros. Somos una clínica de fisioterapia en Sevilla con años de experiencia en la rehabilitación de pacientes por fracturas y diversas dolencias.

Directora y Fisioterapeuta en Novophysio

Fisioterapeuta Colegiado Nº 606
• Diplomado en Fisioterapia por la Universidad de Cádiz.
• Graduado en Fisioterapia por la Universidad Europea de Madrid.
• Experto Universitario en Fisioterapia del Deporte, la Danza y el Toreo.
• Experto Universitario en Electroterapia Clínica.
• Máster en Nuevas Tendencias Asistenciales en Ciencias de la Salud.

Abrir chat
Escanea el código
Hola,
En que podemos ayudarte?
Call Now Button