La contribución que aporta la fisioterapia para calambres musculares es cada vez más notoria. Esto se debe a que la misma cumple una función ampliamente requerida para el alivio de los dolores. Dado que, se caracteriza por buscar el correcto desarrollo de las funciones que producen los distintos sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en el movimiento corporal. 

¿Qué se conoce como calambres musculares?

Los calambres musculares son contracciones o espasmos que ocurren de manera involuntaria en uno o más músculos, causan mucho dolor y pueden durar aproximadamente de unos segundos a varios minutos. Estos suelen ocurrir después del ejercicio, sin embargo, no es la única causa probable por las que ocurren, algunas personas tienen calambres en las piernas mientras duermen, sin necesidad de haber movido un músculo durante el día. 

¿Por qué se producen los calambres musculares?

Estos espasmos afectan a gran parte de la población en general, aunque son especialmente comunes en ancianos, mujeres embarazadas, personas con ciertas patologías, y deportistas. Solemos asociarlos a las piernas por ser la zona más propensa a este tipo de lesiones, pero los calambres musculares pueden aparecer en otras zonas del cuerpo como los muslos, pies, manos, brazos, abdomen y caja torácica. Sus causas más comunes son las siguientes:

  • Agotamiento: el sobreesfuerzo es la principal causa de los calambres. En otras palabras, si realizamos una actividad más intensa y por más tiempo de lo que estamos acostumbrados, hay altas posibilidades de sufrir calambres.
  • Deshidratación: la falta de agua en nuestro organismo es otro de los factores que desencadenan los espasmos, ya que cuanto más esfuerzo realicemos, más sudaremos y más agua necesitaremos reponer. Por eso, es de suma importancia mantenerse bien hidratado antes, durante y después de cualquier tipo de actividad física.
  • Sudar: la sudoración excesiva puede producir un déficit de sales en nuestro cuerpo y acarrearnos espasmos. En este caso específicamente está asociado a la falta de magnesio, potasio, calcio y sodio. Por eso no es casual que en las pruebas deportivas más exigentes se recomiende la ingesta de alimentos ricos en estos nutrientes a manera de prevenir cualquier dolor. 
  • Otras causas: existen otros factores que van de la mano con algunas patologías que guardan relación con los calambres. No en vano, está demostrado científicamente que las embarazadas y las personas que padecen insuficiencia renal, diabetes, alcoholismo o hipotiroidismo son más propensas a sufrir calambres musculares.

Beneficios de la fisioterapia para aliviar calambres musculares

En general, los espasmos musculares suelen ser inofensivos y desaparecen después de unos minutos. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que es indispensable acudir con un especialista si los calambres ocurren muy a menudo, duran mucho tiempo, no mejoran con estiramientos, vienen acompañados de otros síntomas como, hinchazón, enrojecimiento, sensación caliente en la zona o debilidad muscular.  En el centro de fisioterapia en Sevilla, el especialista cumple con tres fases en su sesiones: 

  • Diagnóstico: se hacen todos los exámenes pertinentes para determinar las causas de las dolencias y evaluar si existe alguna afección vascular, estática, nerviosa o muscular.  
  • Tratamiento: se determina el procedimiento más eficaz para erradicar el dolor, entre sus técnicas más habituales destacan los masajes, estiramientos, la reeducación postural, electroterapia, ejercicio terapéutico, entre otros existentes.
  • Prevención: el terapeuta indicará al paciente qué precauciones o ejercicios ha de hacer para que continúe mejorando y evite futuras recaídas.

¿Qué debo hacer para prevenir los calambres musculares?

La acción de un terapeuta a tiempo puede prevenir que los calambres aparezcan, es por ello, que desde fisioterapia deportiva recomendamos tomar en cuenta la importancia que tiene calentar los músculos antes de realizar una actividad física y después de culminarla, para de esta manera lograr una adecuada oxigenación del músculo, así como también tomar 2 litros de agua diarios e ingerir alimentos ricos en potasio, calcio, magnesio. 

Call Now Button
Abrir chat
Hola,
En que podemos ayudarte?