Existen diversas molestias en nuestro cuerpo que no sabemos determinar tan fácilmente. Sobre todo, cuando recaen en dolencias incómodas o nunca antes experimentadas por quien las padece. 

En el caso de la fascitis plantar se trata de una inflamación del tejido fibroso a lo largo de la parte inferior del pie. Justo en donde se conecta el hueso de nuestro talón con la zona posterior a los dedos, lo que podría provocar un dolor intenso en el talón. 

Aunque pudiera ser una dolencia extraña y que no todo el mundo pudiera sentir a lo largo de su vida, estudios han demostrado que al menos el 25% de la población la sufrirá en algún momento.

Causas de la fascitis plantar

Pese a que las causas podrían ser variadas, estas se dividen en dos grandes grupos, las cuales son: 

  • Causas internas o físicas: en un primer momento se incluyen los pies excesivamente arqueados o por el contrario completamente planos. Asimismo, el sobrepeso también ayudará a una sensación más intensa y molesta. Para señalar otra de las causas es importante hacer mención a la edad y a la debilidad del músculo óseo.
  • Causas externas: uno de los ejemplos más utilizados por los especialistas es el uso de calzado incorrecto o un exceso de actividad física de alta intensidad. Esto último ocurre debido a la absorción de energía provocada por el contacto con el suelo. 

Síntomas más frecuentes de la fascitis plantar

Uno de los dolores o molestias característicos de la fascitis plantar es un dolor punzante y localizado. El cual suele aparecer en los primeros pasos durante la mañana, debido a la rigidez de la Fascitis plantar que se incrementa por la noche. 

Asimismo, por ser una inflamación existe la posibilidad de que pueda ser palpada, provocando una sensibilidad importante en la zona afectada.

Tratamientos para la fascitis plantar

En un primer momento los especialistas recomiendan el reposo absoluto combinado con antiinflamatorios y la aplicación de hielo sobre el talón, con la intención de aliviar estas áreas de nuestros pies que se están viendo afectadas. También existe la práctica de la crioterapia, una técnica no invasiva que utiliza bajas temperaturas para congelar el tejido dañado o simplemente disminuir la inflamación. Si deseas tener más información al respecto, no dudes en comunicarte con nosotros a través de nuestro chat. En Novophysio estamos para solventar tus dudas e incertidumbres.

Call Now Button