El tobillo es la articulación de la anatomía humana que une la pierna con el pie, el cual está conformado principalmente por tres huesos, tibia, peroné y astrágalo, además de varios ligamentos. Suele lesionarse fácilmente, por ello el esguince de tobillo representa un gran porcentaje de lesiones. 

Los esguinces de tobillo son lesiones que se presentan cuando la articulación se dobla, gira o se flexiona de forma diferente a la que anatómicamente es la adecuada. Por ello te contamos todo lo que debes saber sobre este tipo de afecciones: 

Clasificación de los esguinces según la gravedad de la lesión

Existen tres tipos de esguinces, de acuerdo a la gravedad de la lesión los cuales se clasifican de la siguiente forma: 

  • Esguinces de grado I: los ligamentos se estiran, pero no hay relajación de la articulación, por lo que la lesión es leve. Hay poco dolor y mínima inflamación, puede mejorar rápidamente y la persona recuperar su movilidad normal en pocos días.
  • Esguinces de grado II: los ligamentos se desgarran levemente, mientras que la inflamación es visible y el dolor tiende a ser moderado.
  • Esguinces de grado III: Los ligamentos están totalmente desgarrados, el dolor es intenso y la inflamación prominente. La articulación y la movilidad a estas alturas se encuentran comprometidas. 

Prevención de lesiones del tobillo

Antes de realizar cualquier actividad física, es importante realizar un adecuado calentamiento. Evitar calzados inadecuados para determinados tipos de deporte, e incluso en la rutina diaria, mientras que prestas mayor precaución, sobre todo si ya se han sufrido lesiones anteriores en la articulación.

Por otra parte, será fundamental no entrenar en terrenos irregulares, de no ser necesario y prestar mayor cuidado al caminar o correr en este tipo de superficies.

Tratamiento para el esguince de tobillo 

Los síntomas y tratamientos del esguince de tobillo van a depender de la gravedad de la lesión. En el caso de esguinces de primer grado, los analgésicos de venta libre, el reposo, la colocación de compresas de hielo, elevación de piernas y compresión, puede ser suficiente. 

En cuanto a lesiones más graves, cuando el dolor al mover la articulación y la inflación causan molestias significativas, es importante acudir a un especialista en traumatología. Para mayor información sobre los esguinces de tobillo no dudes en contactar con Novophysio, fisioterapia en Sevilla, estamos para ayudarte. 

Call Now Button