Cuando hay molestias en el hombro, probablemente esto se deba a la inflamación, irritación o hinchazón de un tendón. Lo que dificulta el movimiento regular del brazo e impide ejecutar las distintas actividades que sean necesarias. Es por ello, que es indispensable asistir con un especialista en el área que nos indique cómo tratar la tendinitis, y cuáles son las complicaciones posibles si no hacemos el tratamiento adecuado. 

¿Cómo puedo aliviar la tendinitis en el hombro?

La tendinitis específicamente en el hombro es uno de los dolores más frecuentes que existen. Esta molestia está ocasionada por el uso en exceso de los tendones, lesiones deportivas, o por un traumatismo repentino grave. En la actualidad existen muchos tratamientos para la tendinitis, entre los que destacan:

1. Uso de fármacos de venta libre

Al ingerir agentes antiinflamatorios como naproxeno, ibuprofeno o aspirina, estos actúan de manera tal que alivian el dolor ocasionado por la tendinitis. Además, se pueden aplicar inyecciones de cortisona que reducen la inflamación y tienen el mismo efecto. En este caso no se recomiendan si el tipo es tendinitis crónica, ya que su efecto podría ser adverso y pueden debilitar un tendón y aumentar el riesgo de rotura.

2. Descanso en la zona afectada

En este caso resulta necesario evitar ciertas actividades que incrementan el dolor en la zona del hombro. El descanso pasa a ser una excelente opción e inclusive esencial para que sane el tejido. Sin embargo, no es necesario hacer reposo absoluto en cama, con no hacer las actividades que ejercen presión en el tendón lastimado es suficiente. 

Asimismo, de ser necesario hacer algún tipo de actividad física se recomiendan aquellas que no generan un impacto directo en la tendinitis en el hombro, como los deportes acuáticos. Si bien el descanso es fundamental, la inactividad prolongada puede causar rigidez en las articulaciones. Aun así se debe evitar los excesos para no retrasar el proceso de recuperación. 

3. Ejercicios de Fisioterapia

Asistir con un fisioterapeuta como los de fisioterapiasevilla.net sería una excelente opción, para evitar complicaciones más adelante en el hombro afectado por la tendinitis. El especialista tendrá el trabajo de organizar un programa de ejercicios, que estén destinados para estirar y fortalecer el músculo y tendón afectado. 

Según sea el caso, se aplicarán técnicas que incluyen masajes, hidroterapia y ultrasonidos. Con la intención de evitar la pérdida de movimiento en el hombro e inclusive prevenir una posible discapacidad. Es importante mencionar, que al tener tendinitis esta molestia debe ser tratada a tiempo y de manera adecuada. De esta forma se evitará que el tendón se debilite causando rompimiento, desgarre o un daño mayor.

4. Cirugía

Según sea el caso, esta es la última opción que se plantea. La posibilidad de una intervención quirúrgica depende en sí de la gravedad de la lesión en el tendón del hombro, especialmente, si este se ha desprendido del hueso. Para determinar un resultado, se deben realizar ciertas ecografías, radiografías, resonancia magnética e inclusive una tomografía. Con la intención de obtener un diagnóstico preciso. 

¿Es posible prevenir una tendinitis en el hombro?

La respuesta está en el autocuidado. Esta debe ser la premisa, y se comienza escuchando a tu cuerpo, al sentir algún tipo de dolor en la zona del hombro, lo ideal es suspender el ejercicio y descansar durante un tiempo. 

También es indispensable que se efectúen ejercicios de calentamiento 15 minutos antes y después de cualquier actividad física. De igual forma fortalecer la zona afectada representa una gran importancia. 

Para mayor información sobre cómo tratar la tendinitis y evitar su posible aparición. Contacta con nosotros, estamos para ayudarte.

Call Now Button
Abrir chat
Hola,
En que podemos ayudarte?