La calcificación en el hombro es una de las causas más comunes de fuertes dolores en el hombro e inmovilidad gradual. Por lo general, esta tiende a presentarse en el brazo dominante de adultos en el rango de edad de 40 y 50 años, afectando a hombres y mujeres por igual. ¿Quieres conocer más acerca de esta dolencia? A continuación te la contamos.

¿Qué es la tendinitis calcificante?

La calcificación en el hombro, también conocida como tendinitis calcificante, es una dolencia que ocurre como producto de la aparición de depósitos de calcio en los tendones del hombro. Este calcio acumulado provoca la irritación de los tendones ubicados en el manguito rotador y derivan en el dolor presentado en el hombro.

En términos médicos, si bien comúnmente este se presenta en el tendón supraespinoso del hombro, puede llegar a extenderse hacia otros como lo pueden ser el tendón infraespinoso o el subescapular. Habitualmente este se presenta en el hombro derecho de los pacientes, sin embargo, puede afectar a ambos brazos por igual e incluso simultáneamente.

Síntomas de la calcificación en el hombro

Los síntomas pueden ser variados en función al paciente, sin embargo, todos derivan hacia uno solo y es el dolor. Las calcificaciones en los tendones irritan al músculo y limitan su funcionamiento. Estos cristales de calcio pueden permanecer en el hombro de forma asintomática sin generar dolores notables, pero lo más común es que sus efectos sean sintomáticos y provoquen dolores notables e impotencia funcional del brazo.

El grado de dolor en el hombro puede variar en función a las condiciones previas del paciente, como lo pueden ser su estado físico, su nivel de actividad y sus hábitos alimenticios. Los síntomas no aparecen o desaparecen de la noche a la mañana y cuentan con un desarrollo gradual en el paciente. Existen 3 fases de la calcificación en el hombro:

1. Fase formativa

La fase de formación es conocida como la fase silenciosa. En esta se comienzan a generar y a acumular los cristales de calcio en los hombros, tiende a ser asintomática e inofensiva, siendo pequeños dolores localizados en la zona del hombro el mayor de sus riesgos. Es todo un proceso de formación que puede incluso durar años.

2. Fase de reabsorción

Una vez culminada la fase de formación, el calcio de los cristales se comienza a liberar de manera que atacan directamente a los tendones, generando los primeros signos de irritación interna con efectos de brote de dolor agudo. De no ser tratada, esta fase puede llegar a durar 6 meses en el paciente.

3. Fase de curación

La tendinitis calcificante no es una dolencia permanente, si bien existen casos de incluso años de dolor, si es tratada a tiempo puede reducirse a solo semanas. En la fase de curación los depósitos de calcio se mantienen estables, de manera que no se generan nuevos o se eliminan los existentes. Pero a diferencia de la fase reabsortiva, no se libera el calcio de estos depósitos, de manera que no pueden generar irritación en los tendones.

Causas de la calcificación en el hombro

Las causas por las que se produce esta acumulación de cristales es aún desconocida, sin embargo, existen diversas hipótesis clínicas al respecto. Una de las más defendidas es la creencia de que surgen como producto de micro lesiones generadas por movimientos repetitivos en el día a día.

La calcificación en el hombro es el resultado del proceso generativo que ocurre en nuestro cuerpo a la llegada de la edad adulta. Durante este proceso es común la pérdida de niveles de flujo sanguíneo que derivan en la reducción de movilidad y dolores ocasionales y localizados, llegando a estimular las dolencias producidas en la calcificación en el hombro. 

Fisioterapia para la calcificación en el hombro

La tendinitis calcificante es completamente curable y en ocasiones lo más común es que el dolor termine desapareciendo por sí solo. Sin embargo, si simplemente se espera a que terminen los largos plazos de dolor que llega a generar la calcificación en el hombro sin ningún tipo de ayuda médica, puede terminar ocasionando secuelas de dolor e inmovilidad localizada de manera permanente.

Para evitar esto y reducir considerablemente el período de brotes de dolor en el paciente, lo recomendable es acompañar con tratamientos de fisioterapia que ayuden a recuperar la movilidad plena de la zona afectada.

Desde el primer momento en que la calcificación se manifiesta, es recomendable comenzar un tratamiento. La fisioterapia se encargará de restablecer la movilidad del paciente mediante diversas técnicas especializadas en el tipo de dolencia que se manifieste. Si estás interesado en una clínica de fisioterapia en Sevilla para poder tratar tu caso de calcificación en el hombro, puedes contar con nosotros. Contamos con años de experiencia en la rehabilitación de pacientes con diversas dolencias. Contáctanos y consulta acerca de los servicios que tenemos disponibles para ti.

Directora y Fisioterapeuta en Novophysio

Fisioterapeuta Colegiado Nº 606
• Diplomado en Fisioterapia por la Universidad de Cádiz.
• Graduado en Fisioterapia por la Universidad Europea de Madrid.
• Experto Universitario en Fisioterapia del Deporte, la Danza y el Toreo.
• Experto Universitario en Electroterapia Clínica.
• Máster en Nuevas Tendencias Asistenciales en Ciencias de la Salud.

Abrir chat
Escanea el código
Hola,
En que podemos ayudarte?
Call Now Button