La zona que une al torso femenino con las extremidades inferiores tiene algunos de los órganos más importantes de la anatomía de una mujer. Asimismo, la edad, el estreñimiento, la falta de ejercicio físico y procesos hormonales pueden debilitar la musculatura de la zona. Es por ello que la fisioterapia para suelo pélvico es una alternativa muy beneficiosa para la salud anatómica femenina.

Sin embargo, demasiadas mujeres desconocen la existencia de este importante tratamiento fisioterapéutico. Y como consecuencia, sufren en silencio de problemas que podrían solventarse con una simple terapia localizada.

Por lo tanto, desde Fisioterapia Sevilla te expondremos todo lo que necesitas saber sobre las ventajas médicas que vienen con este innovador enfoque de la fisioterapia moderna.

¿En qué situaciones es beneficiosa la fisioterapia para suelo pélvico?

La fisioterapia para suelo pélvico persigue como objetivo la identificación de diagnósticos que perturban la salud muscular del área inferior del torso femenino. Del mismo modo, plantea tratamientos efectivos que los solucionaran a través de distintas sesiones con ejercicios físicos o con tecnología médica. 

A su vez, esta es una rama de la fisioterapia que se sustenta en el estudio fisiopatológico de las áreas ginecológicas del vientre y cadera de una mujer. 

Esto siempre con el objetivo de solventar los malestares que pueden ir desde un dolor físico hasta algunos de los otros elementos que se exponen en la siguiente lista:

  • La incontinencia urinaria.
  • Incontinencia fecal y la falta de control sobre los gases intestinales.
  • Prolapso vaginal.
  • Estreñimiento.
  • Disfunciones sexuales como el vaginismo.
  • Rehabilitación postparto
  • Entrenamiento muscular antes de un nacimiento vaginal.

¿Cuáles técnicas se emplean en la fisioterapia para suelo pélvico y por qué son beneficiosas?

Por otra parte, al igual que sucede en cualquier tratamiento de la fisioterapia modernista, se hará un diagnóstico completo para evaluar las diferentes causas que llevaron a la mujer a consulta. Posteriormente, se trazará un plan de acción completo y eficiente que abordará la problemática médica desde distintos ángulos que terminará con una disminución de los síntomas.

En segundas instancias, el malestar desaparecerá o se disminuirá considerablemente y con ello la calidad de vida de la paciente aumentará de forma consistente. Lo cual también implica una garantía de que la reincidencia siempre estará lejana con controles preventivos que inspeccionen el estado de la zona pélvica.

Entonces, la terapia manual, la gimnasia abdominal hipopresiva y el uso de maquinarias ultrasónicas y diatérmicas pueden ser algunas de las técnicas empleadas para sanar el suelo pélvico. 

Si estás interesada en obtener más información sobre los beneficios de la fisioterapia uroginecológica, no dudes en contactarte con nosotros.

Abrir chat
Escanea el código
Hola,
En que podemos ayudarte?
Call Now Button